¿Qué es ser mentor? ¡Una oportunidad para crecer!



Hoy escribo con una mezcla de emociones que llevan a que mi artículo tenga entretejidos varios objetivos, crear contenido de reflexión e invitar a la excelencia, como ya es costumbre, más hoy le sumó una necesidad de desahogo y aclaratoria.


Una de las estrategias que hoy nos diferencia en los procesos de transformación personal y cultural que manejamos desde la Escuela de Liderazgo CEPPE es “el acompañamiento” de todas las personas que deciden apostar por nosotros adicional al contenido y herramientas recibidas, obtienen el beneficio de un equipo de mentores y coaches que van de la mano en sus procesos. 


La invitación a ser mentor debe ser recibido con gran humildad y reconocimiento, en primera instancia debes sentirte orgulloso de que otras personas piensen y perciban que puedes ser guía de alguien más. 

Ser mentor implica salir del egocentrismo de vivir para ti y para los tuyos, es saltar la barrera y aprender a ver cómo, desde nuestro ser y esencia, podemos guiar la transformación de otros, involucrarnos con esas personas, conocerlos, entender sus realidades, creer en ellos, sacar su máximo potencial y hasta convertirse en amigos. 


Sobre todo te brinda la oportunidad de seguir creciendo como persona, pues la forma más efectiva de aprender, es enseñar y acompañar a otros.  Para mí es una nueva oportunidad de aprendizaje, cada vez que alguien llega por primera vez, mi compromiso se conecta con esa pasión que me mueve de verlos felices, plenos y dando lo mejor de sí mismos.  La aventura de ser mentor refuerza todo lo aprendido, es un reto donde muchas veces debemos pedir ayuda, para poder ayudar. 

Es un acto de vocación o misión de vida que te da la oportunidad de SERVIR tal como dice la frase de la Madre Teresa de Calcuta “el que no vive para servir, no sirve para vivir”.  Servir te regala la chispa de vida, no hay nada más gratificante que ayudar a otros sin esperar nada a cambio.  La alegría de ver a esa persona brillar, apreciar su transformación es el mejor pago que un mentor puede recibir, y si, adicionalmente te reconocen que fuiste parte de ese proceso, siéntete por servido. 


Todos las personas deberíamos ser mentores, todos somos buenos en algo,  tenemos algo por enseñar y por aprender. Veamos nuestra participación como un servicio y un aprendizaje, seamos agradecidos con quienes nos permiten asumir este rol. 

¡Se motor de cambio! ser mentor es un excelente comienzo. 

Para cerrar te dejo el ejercicio de este artículo, reflexiona sobre los siguientes planteamientos:


  1. ¿De quién estas siendo mentor en este momento directa o indirectamente?  ¿inspiras desde tu ejemplo y palabras a otros?  ¿en qué estás motivando? ¿a quién?  Responde por escrito, toma en cuenta a tu familia y a todos tus entornos actuales. 

  2. ¿Qué tan consciente eres de ser mentor de estas personas?

  3. ¿Quiénes son tus mentores en la actualidad? ¿Qué tipo de relación tienes con ellos? ¿Qué tipo de relación te gustaría tener? 

  4. Completa las siguientes oraciones: Me gustaría ser mentor de…. Me gustaría tener de mentor a …. 


Déjame tus comentarios y el resultado del ejercicio en nuestro blog o en la cuenta de LinkedIn y con gusto nos conectamos contigo.










@rebecarodriguezrrve

@grupo_ceppe

@mibitacoradeviaje_


Contactanos:

+57 (320) 404-5023

hola@ceppe.biz⠀

ceppe.biz


#ComienzaPorTi

#GrupoCEPPE#Liderazgo#Coaching#Cambio #MiBitacoraDeViaje #ComienzaPorTi #ConscienciaPlena #Autoliderazgo #LiderazgoPersonal #LiderazgoConsciente #DespertarDeConsciencia #SaludPlena